Vaticano: Visita a los Museos Vaticanos y Capilla Sixtina

Hola a todos!

Soy Gabo, y hoy les voy a mostrar uno de los viajes que realicé el último Mayo
El Vaticano fue una de mis últimas paradas visitando Europa y, sin lugar a dudas, es el lugar culturalmente mas impactante que visité (sin importar de que religión seas).

Nuestro recorrido inicio a las 7 de la mañana, bien temprano para acceder al Museo Vaticano. La fila para entrar era de literalmente cuadras, y ni siquiera era plena temporada. No recomendaría ir un Domingo, si bien la entrada de ese día es gratis, se pueden pasar horas y horas esperando en las kilométricas filas. Como nosotros íbamos con una empresa de viajes, nos separaron de cola y esperamos al guía para entrar. Algo que generalmente aconsejo: si bien visitar Italia con una empresa de viajes muy costoso, al menos paguen una visita guiada por que vale la pena. La información que uno puede sacar leyendo es mínima (considerando la engorrosa cantidad de gente que circula dia a dia por el museo y por la Capilla Sixtina), ni hablar de que en San Pedro no hay ningún tipo de referencia para leer. Y, además el guía nos da la información que necesitamos saber, salteando detalles insignificantes.

Tras pasar por los controles de seguridad, nos encontramos en uno de los primeros hermosos jardines que tiene el vaticano. Como impactante, tenemos una visión privilegiada de la cúpula de la Basílica desde atrás. Es impresionante lo cerca que se la ve.

Vista de afuera de la pinacoteca encontrada en la entrada de los jardines.


Uno tiene ganas de perderse entre todos estos inmensos y gigantes jardines, pero el día ni siquiera empezó. El patio de la piña es la típica postal de los museos vaticanos:

Vista del Magistral Patio de la Piña. Perfectamente cuidado, la famosa obra ‘Esfera dentro de esfera’ se encuentra en el centro del patio.
La piña hace honor al nombre del patio.
Tras salir del famoso patio, entramos a una hermosa galería llena de estatuas de origen griego hasta llegar al patio octogonal en donde encontramos (entre otros) al impresionante Apolo de Belvedere (representación del Dios Griego Apolo), el Dios de la Lluvia y a la obra Laocoonte y Sus Hijos.

 

Galería con estatuas griegas.

 

Apolo

Los museos son tan gigantes que no tiene sentido birlos.Lleno de estatuas, murales y pinturas, el recorrido es tan abrumador culturalmente que uno tiene ganas de tomarse un descanso y volver otra vez. Entre los mas destacados esta el torso del Belvedere, una de las grandes influencias del mundo del arte.

Tras salir, se encuentra la impresionante Sala Rotonda que imita al Panteón. Esta rodeada de estatuas colosales, y en el centro se encuenta un cuenco rojo enorme. Se dice que, una vez, este cuenco estaba en uno de los grandes espacios públicos de la Roma Imperial.

Sala Rotonda
La colección que posee es también de origen Egipcio. Sin lugar a dudas, lo que mas me impactó fueron estas dos esfinges.

 

Esfinges

Tras subir de piso, en un apartado podemos ver la Galería del Carruaje, para luego finalizar en el pasillo de los tapices, seguido por el de los mapas. Cada vez hay mas y mas gente.

Galería del Carruaje
Pasillo de los tapices
Pasillo de los mapas.
Y luego llegó el tiempo que mas estábamos esperando. Era tiempo de entrar a la famosa Capilla Sixtina – lugar de diversas actividades papales incluidas el cónclave. Desafortunadamente no nos dejaron sacar fotografías. El lugar esta lleno de guardias, solicitando silencio (con un grito bastante grotesco) y, según la guía nos dijo, son capaces de sacar la cámara si agarran a uno así que no nos arriesgamos de perder todas las fotos del recorrido! Sin embargo, internet esta llena de montones de fotografías:
 
Interior de la Capilla
Detalle de “El Juicio Final” – Realizada por Miguel Ángel.
La Creación de Adán, en el centro de la bóveda.
Esto marca la finalización de nuestra visita a los museos. Desafortunadamente, por falta de tiempo, nos perdimos de entrar a la colección de Rafael ubicadas en la planta alta. La guía nos dijo que no se podía hacer todo en un día ya que todavía teniamos toda la visita de la Basílica de San Pedro. Tras salir de la Capilla, podemos entrar directamente a la basílica sin la necesidad de hacer la cola especial para entrar a la iglesia – también kilométrica.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s